Libería Cálamo - Logo

la cultura pesa, tremendas efemérides, una obra maestra se presenta en forma de pirañas, jazz en la librería y un sábado poético

 

Ayer me pasé un buen rato intentando escribir esta nota,  sufriendo la falta de inspiración. Me parecía muy fácil hablar del 20 de noviembre, fecha de la muerte del dictador, pero recordar dictadores no es grato, no por que mueran o murieran sino porque viven o vivieron. En un 20 N de 1945 comenzaron los juicios de Núremberg en los que las potencias ganadoras de la II Guerra Mundial sentaron en el banquillo por crímenes de guerra a las autoridades nazis que pudieron pillar. Allí comenzaron a gestarse los conceptos jurídicos de “crímenes contra la humanidad” y “genocidio”, como nos cuenta Philippe Sands en su memorable obra Calle Este-Oeste editada por Anagrama. Era fácil contraponer lo que pasó en 1945 con el deceso de 1975, pero no encontré el tono adecuado, lo siento.

 

Tengo una hernia discal que controlo en la medida que se deja. Sí,  queridas amigas y amigos: la cultura pesa. Los españoles no leemos demasiado, pero a escribir y publicar no nos gana nadie. Cada día se editan en nuestro país alrededor de 250 libros, más de 90.000 al año. A lo largo del día los de Cálamo acarreamos toneladas de papel impreso para colocarlas en  mesas y estanterías. Cada día nos miramos estupefactos preguntándonos dónde narices vamos meter tanta novedad. Con mayor estupefacción aún,  observamos los vaivenes de nuestras cuentas bancarias, pero esa es otra historia de la que algún día habrá que hablar (o mejor no).

 

Si cada uno de los novelistas o poetas que publican un libro (o que intentan publicarlo) leyeran a menudo en vez de lanzarse impunemente a escribir –algunos- o manchar papel- muchos- la cultura ni sería tan pesada ni pesaría tanto. Y me hernia desaparecería. Y no tendría que darle a la paliza a mi amigo médico Jesús con mis dolencias y quejas.

Y, sobre todo, no te hubiera contado tanta tontería.

 

Esta semana en Cálamo van a pasas muchas cosas y todas buenas. Que un genio como Miguel Sánchez-Ostiz nos visite el jueves 23 de noviembre no pasa todos los días. Como tampoco que el Festival de Jazz aterrice entre libros y vinos.

 

Te esperamos en Cálamo, definitivamente tu librería y mi gimnasio…me lío entre el plural y el singular. Un abrazo en nombre de los de Cálamo. Paco Goyanes


 Esta semana en Cálamo…

 

 

23 de noviembre, jueves. 19.30 h. Miguel Sánchez-Ostiz

 

Miguel Sánchez-Ostiz visita Cálamo para presentar la reedición que de su mítica obra Las Pirañas publica la editorial Limbo Errante. Acompañarán al autor Maria Ángeles Naval, profesora de Literatura Española de la Universidad de Zaragoza, y Julio José Ordovás, escritor y periodista.

 

Las Pirañas, una novela emblemática en la narrativa española contemporánea, que se edita en su 25 aniversario con una nueva edición revisada y corregida por el autor, Miguel Sánchez-Ostiz. Esta edición 25 aniversario se presenta con un prólogo exclusivo para la edición del propio autor y además con una marginalia de notas de la filóloga @SilviaBroome y el historiador Eduardo Irujo.

 

 

24 de noviembre, viernes. 19.00 h. Jazz: Alonso Martínez y José Luis Arrazola.

 

Dentro de la programación del Festival del Jazz de Zaragoza, Cálamo acoge con sumo gusto una “perfomance” de  los músicos Alonso Martínez y José Luis Arrazola.

A la vez que los vemos y escuchamos podremos catar algunos de los mejores vinos de Care Bodegas y Viñedos. Reserva de plazas llamando a Librería Cálamo 976557318

 

 

25 de noviembre, sábado, 13.00 h. Juan Andrés Pastor

 

Juan Andrés Pastor presenta su poemario Sé de los charcos, editado por Enkuadres.

Junto al autor intervendrá la rapsoda y poeta Andrea Uña.

Sé de los charcos” es un poemario en el que están presentes los escenarios vitales de un autor que hunde las raíces en la memoria de los suyos y de él mismo, porque como asegura Pastor: “somos de quienes nos han hecho”.

Archivo