Libería Cálamo - Logo

Maksim Ósipov

31 de marzo jueves a las 19.30 horas Maksim Ósipov

Maksim Ósipov presenta El grito del ave doméstica, obra traducida del ruso por Esther Arias y publicada por Club Editor.

“Cuando lees estos cuentos no dejas de pensaren lo difícil que resulta amar al ser humano. Es bello, repugnante y horroroso, pero para seguir siendo humanodebes amarlo. Solo la gran literatura consigue llevarte a eso.” Svetlana Aleksiévich, Premio Nobel de Literatura 2015

Sinopsis

“Nacimos en una guerra y moriremos en otra”, dice serenamente uno de los personajes de estos cuentos. De Stalin a Putin, la vida transcurrió, preciosa a escala individual, terrible a escala colectiva. Así, el viejo Aleksánder Ivánovich, nacido en un tren en 1941, acaba refugiado en un vagón litera en 2014, después que su ciudad haya sido destruida en un ensayo militar.

¿Por qué los personajes de Ósipov son tan penetrantes, tan reales? Ósipov es cardiólogo en un hospital público;su consulta acoge una enorme variedad de personas, cada una con su fajo dehistorias. Por encimadel hombro del médico, el escritor también ausculta, y escribe. En sus relatos, el instinto de huir y lavarse las manos del desastre choca con el sentimiento de pertenecer a cierta familia:la de las aves domésticas que no se han vuelto crueles en contacto con los predadores. No siempre están preparadas para afrontar las inclemencias, y algunas intentan emigrar a zonas del mundo más amables.

Pero en el mundo no existen zonas amables.Solo existe lo que llamamos casa: el compartimento de un tren, una habitación realquilada, el altillo de un teatro, un país cafre, quémás da mientras florezca un poco de bondad y de poesía, y mientras exista un médico escritor que sepa contarlo.En Rusia ha habido más de uno: de Chéjov a Ósipov. Tienen mucho que ver el uno con el otro. Poderosos y humanísimos, su grito del ave doméstica logra preservar la sensibilidad de nuestro corazón.

El autor

Maksim Ósipov (Moscú, 1963), escritor y médico, publicóen 2009 su primer volumen de cuentos y ensayos, No nos podemos quejar, seguido en 2011 por El grito del ave doméstica.Opositor activo, su postura crítica se acentuó en 2014, con la anexión de Crimea y la guerra de Ucrania. En octubre de 2015 publicó en la revista Znamia su último relato, “Colonia minera Eternidad”, incluido en el presente volumen.

 

 

 

Archivo