Libería Cálamo - Logo

Billie Holiday, el negro arrebato del jazz

14 de diciembre viernes 19.30 h.

Presentación de Billie Holiday, el negro arrebato del jazz, texto de Antón Castro ilustrado por Javier Hernández publicado por Libros de ida y vuelta

A Javier Hernández le apasiona el jazz. Casi tanto como el tango. Ha hecho muchos dibujos sobre esta música envolvente, que hunde sus raíces en África, pero aquí logra algunos de sus mejores dibujos y de los mejores retratos de Billie Holliday (1915-1959). Este es un libro breve, de bello diseño, que inicia una colección. Arranca con una de las mujeres más fascinantes y desdichadas del mundo del jazz: vivió en un burdel, ejerció de prostituta, descubrió que tenía una voz que podía sonar con la energía, la belleza y el hechizo de cualquier instrumento, y grabó hasta 300 canciones. Fue víctima del alcohol y de las drogas, y se perdió en un río de circunstancias adversas y de autodestrucción. Murió joven. Su leyenda persiste y se amplifica.

El texto de Antón Castro, el conocido periodista y escritor, baila con los dibujos de Javier para crear un bellísimo libro

 FRAGMENTO

En 1933, cuando contaba 18 años, puede decirse nació la artista Billie Holiday. Grabó su primer disco: ‘Your Mother’s Son-In-Law’. A lo largo de los años tocará con muchos intérpretes y bandas, aunque ella siempre prefirió la formación reducida. Una de sus intuiciones básicas fue que su voz era un instrumento que poseía arrebato emocional, temblor, lamento y desgarro. Y un fraseo minucioso que podía funcionar como una trompeta, un piano o un saxofón. Tocó con Artie Shaw o Count Basie, pero realmente su mejor acompañante, y el más constante, fue Lester Young, con quien ni el amor ni el sexo llegaron a consolidarse.

Archivo