Libería Cálamo - Logo

Eduardo Gil Bera

Eduardo Gil Bera presenta Atravesé las Bardenas, obra publicada por Acantilado. El autor conversará con el escritor Javier Barreiro.


Eduardo Gil Bera nació en Tudela en 1957. Traductor de Montaigne, Rilke, Joseph Roth, Sloterdijk, Morgenstern, Hölderlin, Ungaretti, Séneca, Marco Aurelio, Epicteto y Stuart Mill. Autor de las novelas Sobre la marcha (1996), Os quiero a todos (1997), Todo pasa (2000) y Torralba (2002, Premio Alfonso X el Sabio); y de los ensayos El carro de heno (1995, Premio Miguel de Unamuno), Paisaje con fisuras. Sobre literaturas antiguas, tratos y contratos humanos (1999), Baroja o el miedo (2001), Pensamiento estoico (2002), Historia de las malas ideas (2003, Premio Euskadi) y La sentencia de las armas (2007), Ninguno es ni nombre. Sumario del caso Homero (2012), Esta canalla de literatura. Quince ensayos biográficos sobre Joseph Roth (Acantilado, 2015) y No hallarás la vida que buscas. Gilgamesh y la épica antigua (2017).


Sinopsis


En 1956, el señor Yaben, un ingeniero del Instituto Nacional de Colonización, idea un pueblo de colonización que construirán y habitarán presos en una inhóspita zona de las Bardenas. El proyecto no sólo servirá para que los reos rediman sus condenas, sino que además los convertirá en colonos de la región. La realización de esta utópica población, alegoría de la naturaleza de los sueños humanos, reunirá en el desierto de Navarra la condición humana en toda su desnudez, y se convertirá en una fábula de tintes bíblicos.


Comentarios de la prensa


“Eduardo Gil Bera es de lo más sugerente de cuantos juntan letras en España”.

Lorenzo Silva.


“Las anchas pinceladas goyescas, como los párrafos de aliento largo, se combinan a la perfección con un ritmo vivo, casi puntillista. Como el dolor, con la ternura. Estupenda novela”.

Manuel Hidalgo, El Cultural


“Una historia que se podría clasificar como realismo mágico. Una novela verdaderamente hermosa”.

Félix Ibargutxi, El Diario Vasco


“Los personajes son alucinantes, un tanto descacharrados, como de realismo mágico perturbado. La ambientación de época, costumbrista, magnífica; igual de estilizada que el lenguaje, igual de precisa desde la extrañeza”.

Fermín Herrero, El Norte de Castilla


“Un libro de gran profundidad humana y filosófica, y sobre todo de mucha simbología”.

Susana Hernández, Libros y Literatura



Archivo