Libería Cálamo - Logo

Sobre la curiosidad y sobre los muermos,

            Acaba de traducirse al español La historia infográfica del mundo, obra de Valentina D’Efilippo y James Ball publicada originalmente en 2013. ¿Cómo es el árbol de las lenguas? ¿Cómo se organizaba una legión romana? ¿Qué países son los más glotones? ¿Y los más violentos? ¿Con qué sustancias nos drogamos? ¿Cómo morimos? Sus 77 infografías nos iluminan  13.800 millones de años de historia. Un curioso libro para mentes curiosas.*

            La curiosidad es el principio del conocimiento, el origen de todas las ciencias. Un sistema educativo que no la incite y propicie está muerto, no vale. Debería de establecerse un índice que midiera la curiosidad de los enseñantes, de tal manera que su ausencia llevara aparejada el destierro de aquellos de aulas, colegios y universidades.

            Momento “sentencias”: sin curiosidad te conviertes en un ser soso, aburrido e inculto,  en un “muermo”.  Sin curiosidad eres carne de cañón, pasto para espabilados y sinvergüenzas.

            Ojo, se puede ser a la vez curioso y aburrido, o mejor ser curioso y estar aburrido. Uno se aburre de acercarse al mundo con curiosidad y constatar que hay cosas que nunca cambian. Como no te quiero aburrir dejo el tema del aburrimiento para mejor ocasión.

            Antes de recordarte nuestra programación cultural de los próximos días permíteme que te recomiende un par de de libros. Biblioteca bizarra reúne seis crónicas literarias y vitales de Eduardo Halfon, una buena manera de acercarse al muy peculiar mundo literario del escritor guatemalteco. No te la pierdas. Como tampoco debes de dejar de leer a Esther Singer Kreitman,  hermana de los célebres autores Israel Yehoshúa e Isaac Bashevis Singer, que también se dedicó a la escritura yiddish, su lengua materna. La danza de los demonios, traducida por Rhoda Henelde y Jacob Abecasís, es una de sus primeras obras y una de las más destacadas. En ella narra en clave autobiográfica el mundo de la Varsovia judía de los años anteriores a la II Guerra Mundial.

            Nos vemos en Cálamo. Tu visita nos hará felices.  Un fuerte abrazo. Paco Goyanes

Archivo