Libería Cálamo - Logo

De una playa nicaragüense; de narices y echarle narices; de la sidra El Gaitero; de Nona Fernández y Miqui Otero. Y nuestro clásico “Bonus Track”: 4 libros, 4.

Llegué a Poneloya * moreno y con una hermosa nariz, cual modesto Cyrano.

Me fui más moreno y con una narizota enrojecida, tumefacta y en cuarto creciente: un nada modesto Cyrano.

Situada en la costa del Pacífico nicaragüense, Poneloya es una playa interminable famosa tanto por su belleza como por la fuerza de sus corrientes,  corrientes que cada año arrastran de manera inmisericorde a nadadores demasiado confiados.

Sin osar perder pie,  mis amigos y yo jugábamos con unas olas que parecían diseñadas por el Dr. No, de tan enfadadas y traicioneras.

En uno de mis arrebatos escénicos – afortunadamente controlados con el paso de los años- anuncié a voz en grito que iba a arrojarme de cabeza a una enorme que amenazaba con romper ya. Y eso hice, con gran valor y no poca temeridad. Ni toqué el agua: la ola llegó con tal fuerza y determinación que mientras volaba hacia ella ya se había retirado. El resultado fue que caí “en seco” y que clavé la nariz en la arena - por cierto, nada fina – con tal fuerza que cuando logré sacarla sonó como si descorchara una botella de sidra El Gaitero, famosa en el mundo entero. Ahorro describir las caras de mis colegas, así como su hilaridad.

Hasta ese día siempre había pensado que la vida era una cuestión de narices y de echarle narices. Abruptamente me di cuenta que también lo es de fortuna.

No sé si es pertinente que haya contado esta tonta anécdota, pero me temo que sí.

El Mapocho es un caudaloso río que atraviesa la ciudad de Santiago de Chile, que baña sus calles, testigo –no siempre silencioso– de la vida e historia de sus habitantes. Mapocho es también el título de la novela de Nona Fernández que presentamos de manera virtual el martes 3 de noviembre. No dejes de leerla, te conmoverá.

Como lo harán también los nuevos libros de Mathias Enard y Miqui Otero.

El banquete anual de la cofradía de sepultureros (traducido por Robert Juan-Cantavella) tal vez sea la obra más ambiciosa y arriesgada de  Mathias Enard, un escritor al que apreciamos muchísimo y que nunca deja indiferente. Sumérgete en un relato que te llevará por mil geografías y episodios históricos, siempre con humor e inteligencia.

Miqui Otero es barcelonés, de la quinta de 1980, y Simón es su nueva novela, un hervidero personajes y paisajes urbanos, un torrente de buena literatura, un soplo de aire fresco. Miqui la presentará el 10 de noviembre, también de manera virtual.

Y otra recomendación antes de despedirme,  La arena del desierto, breve e intenso relato de Lotte Lentes traducido por Irene de la Torre y con prólogo de Aixa de la Cruz: una indagación de cuáles son los mecanismos de seducción del terrorismo islámico.

Bueno, ya sabes que te esperamos en Cálamo con la mejor de nuestras sonrisas. Cuida y cuídate. Un abrazo en nombre de todo el equipo de Cálamo.  Paco Goyanes


* Poneloya  dista apenas a una veintena de kilómetros de la ciudad de León. Cuando la visité por primera vez en el año 1993, todavía eran visibles las consecuencias del maremoto que meses antes había asolado la costa del oeste nicaragüense. Los lugareños hablaban de una enorme ola que saltó por encima de las casas y los pequeños hoteles para romper tierra 

Archivo