Libería Cálamo - Logo

De una sal de 10.000 años de antigüedad; de los Erasmus; de Manuel Jabois y de un merecido homenaje a Jorge Herralde y Anagrama Editorial en el que te animamos a participar.

Cuando la hija de Ana hizo su Erasmus en Paris, Ana fue feliz y yo la acompañaba. Hablaban por teléfono de vez en cuando – no son mucho de hablar- y cuando las escuchaba sentía que juntos comprábamos verduras frescas y quesos de granja en el mercado Aligre que luego comíamos al aire libre. Qué felicidad. Al finalizar su estancia trajo una estupenda botella de calvados que Ana tiene escondida y yo localizada.



Cuando mi hija mayor cursó su Erasmus en Porto fui feliz, no tanto como ella, pero fui feliz. Cuando hablábamos por teléfono o nos escribíamos mensajes, sentía que de la mano recorríamos las estrechas y empinadas calles de la Baixa camino hacia la Ribeira y que comíamos queso Serra da Estrela en el mercado de Bolhao. Al finalizar el curso trabajó unos meses en Croft, una de las bodegas de vino de oporto más afamadas y tradicionales. Nos regaló un vintage Quinta da Roeda de 1997 que guardo a escondidas hasta de mis mejores amigos.



Mi hija pequeña no hizo un Erasmus, sino algo parecido llamado Movilidad: se fue a Temuco, una población de unos 260.000 habitantes situada a unos 700 kilómetros al sur de Santiago de Chile. Cuando hablábamos por teléfono o nos escribíamos mensajes, sentía que juntos recorríamos los parques naturales y las playas salvajes del sur del continente americano, no importaba que yo no hubiera estado antes. Fui feliz, muy feliz. Al finalizar su estancia nos trajo un precioso molinillo que contiene cristales de sal de más de 10 millones de años extraídos del desierto de Atacama.



Soy lector, y en consecuencia he leído la información comercial del molinillo: la sal de más de 10 millones de años fue envasada en noviembre de 2018 y caduca en noviembre de 2020.



He llamado a mis amigos, los de aquí y los de allá: la semana que viene nos beberemos la botella de Oporto, nos atizaremos la de calvados y sazonaremos todo lo que pillemos con la sal de Atacama. Por si acaso.




La vida es un por si acaso que más vale aprovechar. Bien lo sabe Theodor Kallifatides, que en Otra vida por vivir (traducida del griego por Selma Ancira) nos regala una hermosísima meditación sobre el oficio de la escritura y nuestro lugar en el mundo. Como bien lo sabe también Manuel Jabois, que el martes 21 de mayo presenta su novela Malaherba. Y como bien lo saben nuestros admirados y queridos Jorge Herralde y Lali Gubern con los que celebraremos el miércoles 22 de mayo los 50 años de la editorial Anagrama, un acontecimiento que no te puedes perder.

Archivo